Ahmsa Marina

Samaná

Celosamente resguardado entre montañas, “El Salto del Limón” es una de las caídas de agua más alta de las Antillas. Se encuentra aproximadamente a 30 minutos de Samaná, en la localidad de “El Limón”, en la carretera que comunica con Las Terrenas.

Sus aguas se tornan de color verdoso al deslizarse por la gigantesca pared, de más de 40 pies de roca maciza, producto de los helechos y la humedad de la zona, formando una profunda piscina natural al pie de la misma.

Para llegar al salto se realiza el recorrido en mulo, caballos o a pie, por senderos en medio de un exuberante bosque tropical, hasta llegar a la cima de la montaña, lugar donde hay un mirador y desde el cual se puede percibir unos metros más abajo el salto en todo su esplendor.

“El Salto del Limón” es una de las maravillas naturales más seductoras del país, por su agradable clima, paisaje sin igual, la atención de los guías y el encanto mágico del sonido del agua deslizándose hasta caer y rociar todo a su alrededor con refrescantes y cristalinas gotas de vida paradisíaca.

Escrito por Javier Noguera